EN LA PIEL DE ERICA, Michelle Painchaud

5 de mayo de 2017


en la piel de erica 

Michelle Painchaud 
Páginas: 352 · Precio: 16'50 · Autoconclusivo
Hidra

A sus diecisiete años y desde que puede recordar, la vida de Violet ha consistido en una única cosa: convertirse en Erica Silverman, una rica heredera que fue secuestrada a los cinco años y a la que nunca se ha vuelto a ver. El padre de Violet, el mejor estafador de Las Vegas, tiene un plan escalofriantemente preciso. Violet posee el mismo grupo sanguíneo que Erica, y gracias a la cirugía también tiene su mismo rostro y un cuerpo parecido. Incluso muestras de ADN. Se sabe cada detalle de la vida de los Silverman y conoce a la perfección cómo fingir que padece un síndrome de estrés postraumático.
Y, entonces, en el momento preciso, aparece: Erica Silverman ha vuelto a casa gracias a alguna clase de milagro. Pero ella sigue siendo Violet, y tiene un trabajo: robar el cuadro de los Silverman, una obra maestra tasada en unos 60 millones de dólares que se ha convertido en toda una leyenda entre los criminales de Las Vegas. Ahora Violet está rodeada de extraños a los que llama familia, y debe calcular cada decisión, siempre moviéndose sobre el filo de la navaja. ¿Podrá evitar que la descubran? ¿Qué riesgos afrontará si fracasa? ¿Y si tiene éxito?


   


En la piel de erica es un thriller juvenil que me llamó mucho la atención desde que anunciaron su publicación. Habiendo ganado el premio al mejor thriller juvenil del 2016, despertó más mi curiosidad, por lo que no dudé en darle una oportunidad. Además, hacía mucho que no leía algo de este estilo, así que fue el momento perfecto para adentrarme en esta historia que tardé básicamente un día en devorar, tanto me ha enganchado y tan pegada estaba al libro que no podía dejar de leer. Ha sido un libro que me ha sorprendido muy gratamente.

Violet es una chica que lleva toda la vida entrenando y estudiando para convertirse en Erica, la niña que ha desaparecido a los cuarto años y no se ha vuelto a encontrar. Nuestra protagonista se convierte en una rica heredera cuando se hace pasar por Erica, con un único objetivo: robar el cuadro de los Silverman. Tanto es el parecido físico de Violet, que desde pequeña la han operado para que en el futuro fuese como Erica, compartiendo hasta el ADN. El padre de Violet, el mejor estafador, tiene todos sus planes preparados para su hija, para hacerse con el cuadro que vale millonadas pero, ¿podrá Violet imponerse ante el personaje que representa? ¿Podrá llevar a cabo sus planes sin ser descubierta?

Debo reconocer que ha sido una grata sorpresa esta novela. No suelo leer muy detenidamente las sinopsis porque siento que muchas veces desvelan demasiado, por lo que con este libro, a parte de saber que era un thriller, no quise saber más y me sorprendió de muchas maneras. Empezaré hablando de la protagonista, Violet/EricaViolet es una chica cuya vida constó en prepararse para ser Erica, adoptar el papel que se esperaba de ella, pero en muchas ocasiones le resulta difícil mantener a raya su personalidad y es que Erica y Violet no podrían ser más diferentes. Mientras que Erica viene de una familia rica, Violet ha vivido en muchísimas ciudades, siempre moviéndose para no ser pillada. Sin duda, Violet me conquistó desde las primeras páginas, porque la manera en la que la autora se centra en ella, en que adopte el papel de Erica, cómo consigue describirlo y cómo poco a poco lo va hilando me pareció increíble. Aunque ella es nuestra protagonista principal, también hay unos personajes secundarios que destacan, entre ellos la señora Silverman, la madre de Erica y James, son los que más quiero destacar, ya que los demás no destacan demasiado, porque la historia se centra más en Violet.

Si bien es cierto, yo esperaba que la novela fuera narrando cómo Violet intenta robar el cuadro pero me sorprendió que fuese lo contrario, que la autora nos sumergiera en cómo Violet se hace pasar por Erica, en cómo tiene que mentir a todo el mundo para que consigan creerla, y vivimos en la piel de la protagonista. Además, la historia al estar contada bajo el punto de vista de Violet y en primera persona, creo que es mucho más fácil adentrarse en su historia. También contiene algunos pasajes del pasado de Violet y de esta manera vemos de una manera mucho más amplia su vida, conociéndola más en profundidad. 

Nunca había leído nada de este estilo y me gustó mucho encontrarme con muchos elementos oscuros de la trama: la desaparición de Erica, el pasado de Violet, el robo del cuadro, todos los planes que la esperaban. Pero una de las cosas que más quiero destacar es el ritmo de la historia. No he podido parar de leer desde que empecé el libro porque tiene un ritmo constante, muy ágil y siempre te mantiene con esa intriga de saber si Violet conseguirá robar el cuadro, de saber si quizás la pillan, y de saber cómo finalizará todo. Gracias a esa tensión que la autora crea, se consigue una historia que realmente te mantiene atrapado.

Pasando a los puntos que quizás no me gustaron tanto, entre ellos quiero comentar el romance. Me pareció bastante innecesario, ya que creo que sucedía demasiado rápido, que los personajes no se conocían tanto como para desarrollar sentimientos fuertes. Creo que si su relación hubiese surgido de una manera más pausada me hubiese gustado muchísimo más. Y por el otro lado, en algunos momentos me pareció que era demasiado previsible y no me sorprendía tanto como yo quisiera, hasta el final. Porque el final sí fue de infarto, sobre todo en las últimas diez páginas, que estaba tan en tensión de saber cómo la autora lo hilaría todo que una vez que terminé el libro me quedé con la boca abierta. Si bien todo lo demás me hubiese gustado que fuese más sorprendente, sin duda ese final ganó a todos aquellos puntos que no me convencieron, porque es muy atípico y muy sorprendente. 

Finalmente pero no por ello menos importante, me gustaría destacar la narración de Michelle Painchaud. Escribe de una manera muy sencilla pero bajo mi punto de vista muy atrapante. El modo en el que consigue que nos metamos en la piel de Violet, en cómo lo vive todo me pareció increíble y también la manera en la que fue hilando toda la historia, por lo que me dejó muy buen sabor de boca y no dudaré en volver a leer alguna obra suya. 

en la piel de erica de MICHELLE PAINCHAUD es una historia que ha conseguido atraparme entre sus páginas con un final de infarto y muy sorprendente,  que nos adentra en la suplantación de identidad donde nada es lo que parece. 

En colaboración con:
Hidra.

¿Lo habéis leído? ¿Tenéis ganas de hacerlo? Contadme.
-Anny. 



3 comentarios:

  1. Hola! La verdad es que este tipo de historias no va mucho conmigo aunque la verdad es que parece entretenida. Gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Anny!

    Me alegra que te haya gustado tanto ^^ Yo fiché esta novela en cuanto la editorial envió el dossier de prensa hace un tiempo ya y me llamó muchísimo la atención, así que desde entonces está en mi wishlist. Decir, además, que lo que comentas sobre que esperabas que la novela se centrara más en el robo del cuadro que en la vida de Violet me ha convencido un montón porque es precisamente así como me gusta a mí ^^ Ahora bien... lo del romance no me ha convencido tanto, más que nada porque yo también veo innecesarios los romances en este tipo de historias, pero bueno... habrá que soportarlo xD Así que espero no tardar demasiado en leer esta novela, que seguro que la disfruto mucho ^^

    Gracias por la reseña. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. Leí este libro hace un tiempecito y también me sorprendió mucho. Acostumbrada a leer fantasía, un thriller juvenil fue un cambio que no esperaba que fuese tan bueno porque los personajes de estas novelas suelen resultarme un pelín odiosos. En fin, el libro me encantó creo que por todas las razones que has dicho. Leer a Violet más que al intento de robo es un gran acierto en esta historia, y el final fue una pasada en mi opinión.

    ¡Besotes! :3

    ResponderEliminar